Marruecos impide viaje eurodiputados al Sahara por acuerdo pesquero


Bruselas, 4 jun (EFE).- Marruecos ha rechazado la visita de un grupo de europarlamentarios al Sahara occidental para verificar si el acuerdo pesquero del país magrebí con la UE es legal y está beneficiando a ese territorio, informaron hoy fuentes parlamentarias.

Las autoridades marroquíes han enviado esta semana una carta a los nueve eurodiputados, pertenecientes a la comisión de Pesca del Parlamento Europeo (PE), en la que les denegaba su viaje a los territorios saharauis.

El objetivo de la visita era verificar la aplicación del convenio pesquero que la UE mantiene con Marruecos y comprobar si está beneficiando a la población saharaui, según declararon dos de los europarlamentarios que componían la delegación, el español Raúl Romeva (ICV-Los Verdes) y la sueca Isabella Lövin, también verde.

Marruecos ha argumentado que ahora no es buen momento para que la visita se hiciera apropiadamente, pero los eurodiputados lamentan que el Gobierno de ese país no permita a los representantes de una institución de la UE comprobar por ellos mismos el estado de la pesca en el Sahara.

Romeva declaró a Efe que la actitud de Marruecos "no es nueva", los europarlamentarios ya están acostumbrados a esas negativas y a que primero Rabat diga que sí y luego, cuando se acerca el viaje, "cierre la puerta".

Un informe del servicio jurídico del PE constató que el pacto entre la UE y Marruecos no está respetando las leyes internacionales, por no beneficiar adecuadamente a la población saharaui.

Los juristas dudaron de la legalidad porque, a pesar de que las flotas de la UE han faenado en aguas en torno al Sahara, los habitantes saharauis no se han visto favorecidos por la dotación económica que Rabat percibe de las arcas comunitarias.

Romeva señaló que los eurodiputados de la comisión de Pesca y de Desarrollo del PE van a celebrar reuniones sobre este asunto y apuntó que cuando empiecen las negociaciones para renovar el acuerdo, a finales de 2010 y 2011 "no va a estar tan claro" que se firme en las mismas condiciones que ahora, incluyendo al Sahara.

En este sentido, Romeva señaló que dentro del PE cada vez hay más europarlamentarios de otros grupos, como el socialista o el popular, que consideran que el acuerdo de pesca no es sólo económico sino que tiene un alto componente político y el problema del Sahara es "grave".

La organización no gubernamental Western Sahara Resource Watch ha criticado, en un comunicado, el rechazo de Rabat a la visita de los eurodiputados.

"Marruecos ocupa el Sahara occidental desde 1975 y la UE está gastando millones de euros anualmente para pagar al Gobierno marroquí a cambio de que permita a los pescadores, la mayoría españoles, faenar en aguas ocupadas", según la asociación.

El pacto con Marruecos, el de mayor importancia política en materia pesquera, ofrece licencias para 119 barcos comunitarios, un centenar españoles.
A cambio, la UE paga al año una compensación de 36,1 millones de euros al país magrebí, una parte para su sector y otra para medidas de desarrollo.

Según la asociación, el viaje de los eurodiputados parecía una "oportunidad excelente para demostrar si la población saharaui se beneficia del acuerdo, tal y como la Comisión Europea (CE) argumenta".

Por otro lado, la Comisión ha pedido a Rabat más información sobre el impacto socioeconómico del pacto en las poblaciones del Sáhara occidental y los datos que reciba influirán en las decisiones de Bruselas a la hora de renovar el convenio; por el momento, Marruecos no ha contestado.

*¡Firma la carta de protesta contra la pesca de la UE en el Sahara!